que es la adolescencia
Comparte este artículo:

Qué es la adolescencia: características y cómo educar a adolescentes

La adolescencia es una época de transición de la infancia a la edad adulta. Es el periodo entre la pubertad y la madurez. Los adolescentes suelen estar en una etapa emocional de su vida en la que experimentan lo que se denomina “tormenta y estrés”, que puede llevarles a actuar de forma impulsiva o agresiva sin pensar en las consecuencias. Las características de la adolescencia incluyen una mayor sensibilidad, cambios de humor, cambios hormonales erráticos, menor control de los impulsos y un mayor comportamiento de riesgo.

Durante esta época se producen cambios físicos que no son iguales para todos los individuos. La adolescencia es también una época en la que los niños se vuelven más independientes y empiezan a expresar sus opiniones sobre lo que quieren en la vida. Esto puede ser difícil para los padres, que a menudo tienen expectativas diferentes de lo que su hijo puede aspirar a hacer con su vida. Te ayudamos a entender qué es la adolescencia, lo que significa física, emocional y socialmente, así como la mejor manera de educar a un adolescente, ¡lee este post!

¿Qué es la adolescencia?

La mayoría de la gente está de acuerdo en que la palabra “adolescencia” significa el periodo de transición entre la infancia y la edad adulta. Abarca las edades de 12 a 19 años y los cambios físicos, emocionales, sociales y cognitivos que los jóvenes experimentan durante este periodo. De forma breve y muy clara podríamos decir que la adolescencia es un proceso de individualización y la rebeldía es el arma perfecta para poder llevar a cabo este proceso.

¿Cuáles son las características de un adolescente?

como educar a un adolescente

¿Cuáles son las características básicas de este proceso de individualización del adolescente? Te las resumimos:

  1. Grandes cambios físicos y emocionales.
  2. Los amigos son lo más importante.
  3. Me creo que lo se todo. Omnipotencia.
  4. Y todo se manifiesta con Rebeldía.

Todo esto obedece a unas necesidades nuevas que son:

  1. Adaptación social: necesitan encontrar su lugar en el grupo. Necesitan sentir que pertenecen y que contribuyen a su grupo de iguales.
  2. Búsqueda de identidad: necesita descubrir quién soy. Sé lo que no soy, sé lo que no quiero ser, pero no sé quién soy. Así que probarme muchos trajes, voy a ser muchos personajes diferentes, y no todos nos van a gustar.
  3. En todo este proceso necesitan privacidad.
  4. Y además, necesitan libertad y espacio para tomar decisiones y cometer errores.

¿Reconocéis aquí vuestros conflictos, los que tenéis ahora en casa o los que tuvisteis cuando erais jóvenes? Es importante recordar nuestra adolescencia y así, podemos empatizar y tener compasión por el proceso que está viviendo nuestro hijo o hija.

¿Cómo educar a un adolescente?

Algunas personas piensan que educar a un adolescente es imposible. ¡Presta atención para saber cómo educar a tu hijo adolescente con éxito!

El primer paso es establecer normas y límites para tu hijo adolescente. Estos límites les ayudarán a entender lo que se espera de ellos, y lo que no está permitido. Asegúrate de hacer cumplir estas normas de forma coherente y no tengas miedo de castigar a tu hijo adolescente cuando desobedezca.

El segundo paso es mantener una comunicación abierta con tu hijo adolescente. Probablemente se negará unas cuantas veces, pero debes insistir hasta que acepte (y entonces asegúrate de cumplirlo). Si no te comunicas abiertamente con ellos y les haces saber que sus acciones afectan a toda la familia, es probable que tomen decisiones sin tener en cuenta las consecuencias para los demás.

educacion en adolescentes

El tercer paso es muy importante. A veces los adolescentes se comportan de forma inadecuada por las cosas que pasan en casa… o lo que es lo mismo: Hay que resolver los problemas antes de que se conviertan en algo más grande de lo que se puede manejar.

El cuarto paso. Los adolescentes se comportan de forma inadecuada por cosas que ocurren en la escuela… Hay que resolver los problemas.

El quinto paso es dar un buen ejemplo al adolescente. Si quieres educar a un adolescente que te respeta a ti y a tus normas, entonces debe ver que te respetas a ti mismo. Si están acostumbrados a ver que sus padres mienten o engañan a los demás de alguna manera, es muy probable que esto se convierta en la norma para ellos también.

El último paso es probablemente el más importante: debes entender por qué los adolescentes hacen lo que hacen antes de intentar cambiarlo. Los adolescentes experimentan muchos cambios durante la adolescencia y a veces estos cambios provocan desavenencias entre los adolescentes y sus padres. La mayoría de las veces esto ocurre porque nuestra idea de la autoridad choca con la suya, lo que nos lleva a pensar que nos desobedecen innecesariamente sólo por despecho o rebeldía…

Cómo dominar las situaciones diarias: recetas para las cefaleas paterno-filiales

Situaciones de discusión y desobediencia suceden en todas las casas: los hijos necesitan desafiar a sus mayores, bordear los límites y en definitiva oponerse. Sin embargo, aunque lo sabemos, no resulta fácil aguantar en “esos momentos” de nervios. ¿Qué podemos hacer para no tener que pasar media vida peleando con los hijos?

Cuida el estilo general de la relación, sin esperar a los momentos críticos

  • Trata a quienes te rodean como invitados.
  • Alienta, confía, mira a tu hijo/a con OJOS BUENOS.
  • Valora también los esfuerzos y mejoras.

Aprende a leer las conductas de tus hijos y enséñales a que ellos también lo hagan

  • Ignora las conductas inadecuadas no destructivas que tratan de atraer tu atención.
  • Ayúdale a comprender sus sentimientos pero enséñale los límites.

dominar situaciones diarias adolescentes

Que tu mensaje sea amable y firme a la vez: “Siento que te sientas así, y necesito que hagas…”. En muchas de las discusiones, sobre todo con adolescentes, lo que se discute no es sino la manifestación de algo diferente que no se logra expresar. Ante un “te odio” será equivocado tomarlo como algo personal. Si está dicho en un contexto de una prohibición de salir por la noche, por ejemplo.

  • Traduce el sentimiento latente a “Sé que te resulta duro no estar con el resto de tus amigos, y mañana tenemos que salir temprano” y
  • Mantén la negativa con firmeza “No voy a repetirte las razones de mi negativa ni a tener en cuenta lo que me dices en este momento de rabia, aunque me duela”.

Recuerda que los desacuerdos son normales en toda relación

  • Dos no se pelean si uno no quiere.
  • Tu hijo y tú tenéis derecho a los “malos días”. Y, sobre todo, tenéis derecho al perdón.

Algunos de los desacuerdos merecen una pelea. La mayoría no

En nuestro taller online sobre conecta con tu Adolescente con Disciplina Positiva, te ayudamos a entender y entenderle para poder tener un ambiente armónico y saludable para todos. ¿Tienes alguna duda sobre el taller? ¡Te esperamos!

Comparte este artículo:
Artículos relacionados

Gritar a los niños: ¿cómo evitarlo y por qué no debemos hacerlo?

12/09/2022

5 Consejos para saber cómo ayudar a los niños negativos o pesimistas

05/05/2022

Qué es crecimiento personal: significado y 5 herramientas para lograrlo

15/03/2022

Cómo ayudar a tu pareja con depresión: 10 consejos clave

01/03/2022

Ciberadicción: qué es, cómo evitar, causas y consecuencias

14/02/2022

Qué hacer si mi hijo es agresivo: consejos y cómo actuar

14/02/2022
×